jueves, febrero 08, 2007

Todo para mí

Los jueves por la tarde nos obligan a asistir a un curso para aprender a ser buenos profesores de secundaria. Hemos tratado infinidad de temas inútiles.... Pero ha habido algunos, y en particular, los que tocan este mes, que tratan sobre las emociones. Es lo más parecido a una terapia de grupo. -Hola, me llamo nadaquecontarte y..... Al final, todos lloramos, todos reimos, todos nos abrazamos. Estoy obligada a ir, y no iria. Estos talleres emocionales me intimidan, me averguenzan, y a la vez me liberan como no había sentido nunca. Es una sensación extraña que me disgusta y agrada, creo, en la misma medida.

Como siempre que nos hace pensar en nuestras emociones, nuestros miedos, nuestra tristeza, nuestra alegria, nuestra rabia, nuestra felicidad...también hoy tu llenabas todos mis huecos. Estas presente en todas y cada una de mis emociones. Lo eres todo para mí, y quizá meditar así y explorar de este modo mis sentimientos hace que me de cuenta de qué significa.

Lo eres todo para mí, porque ni tengo ni necesito nada más
.

5 comentarios:

Joselu dijo...

Me asombran esos cursos que describes y me horroriza todo montaje oficial para aprender a ser buenos profesores. Detesto las doctrinas oficiales, los cursillos, los aleccionamientos con lenguajes tecnocráticos... Me gusta la anarquía del mundo de los blogs, tu espontaneidad, tu frescura, tu desvergüenza, tu nitidez de sentimientos. Ojalá que este mundo de los blogs no llegue nunca a oficializarse.

josue_rrobles dijo...

Creo que una de las cosas más dificiles es encontrarse con uno mismo, y descubrir entonces las cosas imprecindibles...

Aunque cabe mencionar que esos cursos obligados tambien son detestados por mi...jeje

Saludos y besos

carlos martinez dijo...

A nadie nos gustan las cosas obligadas, pero además bucear en lo profundo de nuestra intimidad yo no se si será medianamente....¿legal?
Porque otra cosa es que te ofrezcan el curso y lo quieras...

Xiluso dijo...

La escuela es un ente social en donde las emociones van desbocadas. Es tarea del profesor reconducirlas haci a zonas positivas.

El hecho de interiorizar en nosotros mismos y sacar nuestras emociones a flote hace que nuestra salud mental mejore, y por lo que veo en mis conocidos profes es algo muy necesario hoy en dia

Nada que Contarte dijo...

Nos obligan a asistir, aunque no nos obligan a participar. Muchas de las sesiones me han parecido terriblemente aburridas e inútiles. Pero estas que tratan de la emotividad me sorprenden.