miércoles, mayo 30, 2007

Un dia imprevisible

A veces echo de menos esos primeros dias, cuando todo era nuevo. Empezar a conocerse, ir a tomar algo, sentarse en un banco, pasear, hablar... enamorarse.

7 comentarios:

feliz-ahora dijo...

Pues si te enamoras de la propia vida... buffffffff

Angelita dijo...

Cosa extraña la vida y sus ciclos, no?


Un abrazo,

Xiluso dijo...

Pero si quieres, todo puede ser nuevo, cosas por descubrir, cosas que hacer, momento que vivir.

La rutina es para los otros. Vive y descubre.

carlos martinez dijo...

Está bién eso de revivir. Se pueden encontrar momentos y sitios pasados y tratar de revivir¿por que no? volver a pasear u volver a hablar...apaga este cacharro y la tele y busca la soledad de un parque y el placer de sentarse cara a cara y hablar.

Iki dijo...

Parece que todo anda muy bien por aqui

saluditos

Anónimo dijo...

una cosilla: es "echar de menos" sin hache. Puedes borrar el comentario después, no hay problema.
Buen día

yolijolie

Nada que Contarte dijo...

Mejor arreglo el post, gracias yoliejolie¡¡

Y si, aunque a veces hay rutina, la rutina en si misma puede ser una novedad, porque cada dia es distinto, y hay tantas cosas por hacer... pero esos primeros dias, esos no vuelven, y son tan especiales....